VES people around the world NOW!!!

martes, 18 de octubre de 2016

#COSMICWAVE - Silverback





Cosmic Wave, es la mega producción de Bodyboardingpanama.tv, después de décadas de planificación, viajes alrededor de todo el mundo, adquisiciones de equipo, estrategia y mucha fe, Viviendoelsurf te trae un documental sobre lo que a simple vista resultó ser el oleaje más grande jamás documentado en el Caribe Panameño.
En enero de 2015, un oleaje sin precedentes generó todo tipo de alertas a nivel estatal, el SINAPROC restringió el uso de las playas e incluso la navegación de buques de gran calado, por lo que se avecinaba en los pronósticos; nadie desde el uso de los modelos en internet había visto algo similar, era un fenómeno natural que estaba siendo afectado por la proximidad de la luna llena, posicionada sobre centroamérica agitando a niveles impensables las aguas del mar Caribe.
Cuentan que el Ferry Express tuvo que anclarse en la bahía de Almirante ya que durante su navegación, mesas, sillas, camas, tripulación y pasajeros se balanceaban y se caían de lado a lado, producto del mar bravo en su ruta.
Tanto en Guna Yala como en Costa Arriba de Colón, desaparecieron playas de arena, que ahora solamente es un montón de arrecife muerto; incluso en Bocas del Toro, vimos con nuestros propios ojos, como el mar se tragó casi 4 metros de playa, árboles, sacando toda la arena y permitiendo ver grietas de lo que parece ser un sistema de filtrado natural de Isla Colón.  El mar se había metido más de 10 metros dentro de tierra firme.
La odisea para encontrar quién nos llevara, ocurrió después de nuestra primera visita a Silverback, ese día el swell solo se estaba formando, era soleado, olas entre 10 a 15 pies, glass, offshore, limpias, sin embargo al día siguiente todo cambió, el oleaje triplicó su tamaño y con ello ninguno de los lancheros o taxi bote, aunque le ofrecieras todo el dinero del mundo, no se atrevían a salir; todos excepto uno, EL GRAN BOLIVAR... Este hombre de mar, oriundo de la Isla San Cristóbal, estaba decidido a vivir la experiencia junto a nuestro grupo, la idea era simple, reunirnos todos los que quisiéramos ir y ver, y los que quisieran lanzarse, y así lo hicimos cada día.
Éramos simples esclavos de nuestros sueños, teníamos que llegar y sentir qué era el verdadero Silverback, qué tanto aguanta este spot y hasta qué punto podíamos llegar cada uno.
Silverback no es lo que parece, absolutamente es todo lo contrario a lo que ves en fotos y videos, es un punto de energía tan potente, poderoso y absoluto, que nadie está preparado para afrontar las consecuencias de una mala decisión o sobrevivir a la locura de llevar al extremo tu meta personal.
La ola solamente funciona con oleajes gigantescos, si te tiras y la haces de este tamaño, vas a quedar en una especie de canal, pero aún no vas a estar a salvo, la corriente y la superficie que cubre todo este spot te jala en microsegundos nuevamente al punto de quiebre, no hay escapatoria!! Mucha espuma blanca de más de ocho metros de altura, explota y no permite salir o escapar, es por eso que tienes mucho en que pensar, que ola escoger, donde tirarte y cómo salir.
Nosotros no teníamos equipo de salvamento (chalecos, jet ski, helicóptero), éramos solo nosotros, nuestros bodyboards, leash, aletas, mucho corazón y dos huevos.. Era una misión que teníamos que cumplir.  Las mariposas se sentían al ir cruzando la bahía, ya que el bote mientras navegaba, surfeaba las olas que iban entrando, y estas eran muy grandes y solo era nuestro bote, no había nadie más.. Teníamos que pensar en ello, qué pasaba si le pasaba algo a nuestro bote, al capitán, al motor, que estrategia utilizaríamos si alguno de nosotros caía inconsciente o perdía su equipo, por suerte todo salió bien.
 Estas no son olas normales, la rapidez con que se levantan, la amplitud de su tubo y lo largo de su recorrido es algo fuera de este mundo, siempre tienes que estar remando para colocarte en posición, una vez haces el drop no cometas ningún error, las tablas ni siquiera tocan el agua, van como levitando sobre la superficie.
El último y más grande de los días, fue algo totalmente siniestro, todos nos colocamos unos 500 metros detrás del pico de Silverback ya que las olas eran tan grandes que alcanzaban hasta los 40 pies, mientras te elevabas sobre ellas, su altura te permitía ver el horizonte y el resto de otros puntos, el viento era sumamente fuerte, nuestro bote, apenas era un puntito en la bahía, en algún lugar semi-tranquilo ya que las olas rompían desde mar afuera, fue una experiencia Cósmica... 
Les presentamos.. COSMIC WAVE....



DOCUMENTAL SILVERBACK BODYBOARDINGPANAMA.TV from Viviendo el Surf on Vimeo.

No hay comentarios: